Dr. Carlos Casabona, “Tú eliges lo que comes”

Retrato del Dr.Carlos Casabona, pediatra y experto en nutrición infantil y juvenil

 

Portada del libro del Dr.Casabona, "Tú eliges lo que comes"Tú eliges lo que comes”, así es como se llama el libro del Dr. Carlos Casabona, un pediatra experto en nutrición que un día decidió poner en un libro unas cuantas verdades sobre la industria alimentaria, y sobre el efecto que tiene en nuestro organismo la ingesta ‘desinformada‘ de ciertos alimentos y cantidades. No es un libro alarmista, os lo aseguro. Es ‘simplemente’ una exposición de evidencias lógicas y contrastadas que a menudo chocan con el lector por su aplastante evidencia. Un libro del todo recomendable para aprender a comer un poco mejor en esta sociedad inmersa en una poderosa industria alimentaria, y que ha olvidado lo que es la escasez de alimentos. El Dr. Casabona puso en marcha un interesante blog en el que va complementando de algún modo los conceptos que aparecen en el libro: www.tueligesloquecomes.com . Os animo a seguirle en su blog y en las redes sociales.

A pesar de que hace algún tiempo que le conozco, aún no había tenido la ocasión de fotografiarle. Carlos, de origen difícil y humilde, es una de esas personas a las que admiro por muchos motivos, pero sobretodo porque siente auténtica pasión por su profesión (la pediatría) y por todo lo relacionado con la nutrición; no sólo la de los más pequeños sino la de los adultos también.

Retrato del Dr.Carlos Casabona, pediatra y experto en nutrición

Este hombre nos hace mirar de nuevo a la naturaleza, y a todo aquello que la evolución ha puesto a nuestro alcance para vivir nuestras vidas. Leerle y escucharle es como despertar de un letargo, y de golpe ver que siguen ahí las plantas, los árboles, el aire, las montañas,… Este es uno de esos retratos que uno no lleva preparado. De repente, surge delante de uno y se siente la necesidad de coger la cámara y hacerlo… como sea.  Los colores del atardecer, las montañas viendo ponerse el sol en el horizonte, la lavanda en su invernal letargo, la silueta del árbol recortada en el cielo, las frutas protagonistas indiscutibles de los argumentos de este gran doctor… Técnicamente, un pequeño flash, un reflector que me hizo de difusor improvisado, y la cámara. Los colores de la naturaleza hicieron el resto.